Por mucha pena que nos dé, el veranito hace semanas que se acabó y ahora llega la época del año en la que azota el viento y las fuertes lluvias y granizo nos sorprenden en más de una ocasión, teniendo que acudir a nuestro taller de chapa y pintura en Vallecas para dar solución a un asunto del que vamos a hablar en las siguientes líneas de esta entrada: los daños del granizo.

Bien es cierto que no se trata de un hecho demasiado habitual, entre otras razones, porque el tamaño del granizo debe ser muy grande –cercano a pelotas de golf o incluso de tenis- para llegar a provocar daños en la chapa. Sí que es más corriente que un granizo de menos dimensiones dañe las lunas, pero para la chapa hace falta mayor tamaño. Sin embargo, cada vez ocurre con más frecuencia y no es una reparación sencilla, por lo que lo mejor es acudir a especialistas.

Además, este tipo de reparación que se llevan a cabo en el taller de chapa y pintura en Vallecas están en muchos casos cubiertas por las pólizas de seguros, siempre y cuando se tenga contratado un seguro a todo riesgo que incluya daños por agentes meteorológicos.

Tan solo habrá que llamar al seguro y concertar con ellos el modo de proceder para que en nuestro taller nos encarguemos de la reparación de estas abolladuras que no son, ni mucho menos, fáciles de solventar, porque son una gran cantidad de pequeños hundimientos en la chapa, requiriendo minuciosas horas de trabajo para un resultado perfecto. 

Si necesitas de un trabajo de alta calidad en la pintura y la chapa de tu vehículo cuenta con nosotros en Motor Sur 2000.