Si te gusta estar al día de los asuntos del mundo del taller de chapa y pintura en Vallecas, te va a interesar lo que se va a comentar en este artículo.

Los expertos en el ámbito del taller de chapa y pintura en Vallecas saben que estos dos elementos exteriores del vehículo requieren ser cuidados también mediante una conducción prudente.

En este sentido, uno de los peligros que has de sortear es el del aquaplaning. Se produce cuando tu vehículo, al adentrarse en un charco, se eleva sobre el agua. Esta circunstancia implica la pérdida de la amortiguación, dirección y suspensión. Por consiguiente, el coche se puede descontrolar, con nefastas consecuencias. Entre ellas, los daños en su chapa y pintura.

Así que evitar el hidroplaneo pasa, en primer lugar, por adecuar tus neumáticos a estas circunstancias adversas, lo que implica elegir los de lluvia. Aparte, es responsabilidad tuya comprobar que su dibujo llega por lo menos a una profundidad de 1,6 mm, lo que conlleva que las ruedas van a poder desalojar perfectamente el agua con la que se encuentren durante la circulación.

Por otro lado, las balsas que genera el aquaplaning no solo están presentes mientras llueve, sino también horas después. Si quieres prevenir este fenómeno, no las cruces a más de 60 o 70 km/h. Te conviene, por tanto, moderar la velocidad.

Y, finalmente, ten en cuenta, si ya estás sufriendo los rigores del hidroplaneo, que no debes acelerar ni frenar. Tampoco has de girar el volante. Los movimientos se transmitirían cuando salgas del charco, lo que descontrolaría el automóvil. En consecuencia, la clave es agarrar el volante con la máxima firmeza.

En Motor Sur 2000 queremos ayudarte a combatir el aquaplaning y contribuiremos con nuestro asesoramiento a que luzcas una carrocería de la que te puedas sentir orgulloso.